Libro “Las bellas mentiras de la religión”

Buenas tardes amigos.
Después de este prolongado receso estoy dispuesto a reactivar el presente blogg y deseo compartir con ustedes el resultado de un esfuerzo de toda la vida que se ha visto plasmado en un libro que he titulado “Las bellas mentiras de la religión” el cual espero que pronto pueda ser editado para que cada uno de ustedes se deleite con las bellas mentiras que nos han enseñado las distintas religiones.

Por este medio les iré dando avances de su contenido, así que empecemos:
 
Este libro es el producto de veinticinco años de búsqueda espiritual, de veinticinco años de vivir dudando de todo lo que no encajaba con las enseñanzas espirituales y la vida misma. Lo paradójico del asunto es que llegando a la conclusión de que Dios no existe encontré a Dios.

Este libro no es una crítica a las religiones organizadas, es la verdad sobre las religiones organizadas dicha en forma clara, sin tapujos y sin miedo a ir al fuego eterno.

Daremos un vistazo por algunas de las innumerables mentiras con las cuales la religión ha engañado al hombre, por ejemplo otorgándole poder supra-normal a cosas comunes y corrientes, con la creencia de que un escapulario puede actuar en favor de quien lo lleva, que Dios tiene lengua propia, que Dios escogió a un pueblo determinado, que hay un enviado especial de Dios el cual hace milagros, o su vida es un milagro.

Esta obra es la culminación de mi búsqueda espiritual empezada cuando apenas contaba con diez y seis años, hasta esa edad se alimentó mi vida espiritual de mentiras, a partir de allí, surgió la duda sobre lo que me habían enseñado y la primera duda fue: “Si Dios es todo amor, si Dios creó a todos los hombres ¿Por qué Él mismo asesina a los hombres?” esta fue la primera mentira que no pude digerir, y con la llegada de la primera duda empezaron a surgir cada día nuevas dudas y más complicadas de resolver:

¿Por qué unos hombres veían y hablaban con Dios y otros no? ¿Por qué tenía yo que ser responsable del pecado de Adán y Eva? Y acudí a mi primera maestra espiritual, a mi gurú de entonces, a mi abuela, una anciana educada en la religión católica, y no sólo educada, practicante y fiel cumplidora de los mandatos de la Santa Madre Iglesia, y sobra decirlo, afanada porque su nieto se iniciara en la educación de la religión católica, cada que había ocasión para un regalo recibía un libro de educación religiosa, trasladé entonces esas preguntas a la abuela, pero obviamente sus respuestas no pudieron satisfacer mis dudas, mucho menos cuando sacó a relucir el comodín católico, “Las cosas de Dios no se discuten se aceptan y punto” obviamente esa razón no era de mi agrado, por lo que le dije: “Esa razón no me resuelve la duda, se me debe explicar de manera racional y lógica” y la encartada abuela solo pudo expresar: “¡Hay mijo! El estudio lo está volviendo masón” así empezó mi lucha por comprender lo que no estaba claro para mí, acudí al sacerdote para que me explicara el cuento de la Santísima Trinidad pero cuando tampoco pudo explicar nada, expresó que: “El asunto de la Santísima Trinidad es un artículo de fe que debía creer sin cuestionar” y en ese momento perdí toda esperanza de que alguien me explicara los misterios de Dios, en consecuencia me declaré no creyente en Dios, pasaron alrededor de once años sin encontrar la pista divina, leí sobre otras religiones y siempre me encontraba con lo mismo, pero contado en otras palabras y con otros personajes, al estilo novela Corín Tellado donde después de muchas intrigas y luchas los protagonistas quedan juntos y son felices para siempre, o al estilo película de bandidos y buenos donde los buenos sufren y sufren pero siempre ganan.

Leí todo lo que pasó por mis manos que tuviera que ver con religión, desde cartomancia, artes adivinatorias hasta el Bhagavad Gita, el Corán, obras de espiritismo. Asistí a cuanta iglesia y congregación hablaba de Dios y me encontré en varias iglesias de las llamadas cristianas y vi como ponían más énfasis en el versículo de la Biblia que habla del donante alegre que en el evangelio de Jesús y también me di cuenta que era la misma perra pero con distinta cabuya, hacía el año mil novecientos noventa y uno llegó a mi vida la ciencia del espiritismo a través de Mardocheo (Un viejo espiritista siempre  dispuesto a ayudarme con mis duda), la cual daba explicaciones más lógicas sobre la existencia de Dios que lo que había averiguado hasta la época, pero tampoco me satisfizo plenamente, siempre me quedó la inquietud de que mi vida no podía ser sólo servir de consejero a los muertos y nunca me gustó la idea de vivir por toda la eternidad al lado de Dios cantándole y engrandeciéndole su ego al proclamar su bondad y su amor.

Finalmente me encontré a través de los libros con el Maestro Osho “Un místico espiritualmente incorrecto” que me paseó por todo el conocimiento religioso del mundo, desmantelando las mentiras y estupideces de todas las religiones y apartando lo poco que de sagrado y divino tiene cada una de ellas, y mi Maestro me dio la respuesta a mis interrogantes, respuesta que yo llamaré: “La respuesta sin respuesta” Aprendí que Dios es la experiencia que le sucede a uno cuando está en silencio y que no se puede conocer como conocemos la vida de Sócrates a través de sus discípulos y sus historiadores, por eso lo llamo “La respuesta sin respuesta” Porque conocer a Dios es comprender que no se puede conocer, aprendí que Dios no es una persona sentada en un trono sostenido por cuatro querubines con ojo de águila por todo el Universo, con mi Maestro aprendí que las cosas no tienen más poder que el que nosotros le damos y con esa comprensión deseché todo lo hecho por el hombre que pretende ser divino, deseché cruces, estatuas, imágenes, iglesias y medallas, también aprendí que la única manera de mostrar agradecimiento a Dios es amando su creación, finalmente diré que con Osho aprendí que las religiones organizadas no son más que una tienda donde uno puede comprar el cielo con pesos y si tiene dólares mucho mejor, comprendí que el sacerdote desde siempre ha sido un traficante de lo espiritual.

No me queda sino darle los agradecimientos al Maestro por realizar en mí el milagro más grande que le pueda suceder a un hombre “La comprensión de Dios” o de la existencia, que es lo mismo. Gracias a esa comprensión he logrado soltar la carga que me había impuesto la religión y la sociedad, he hecho saltar los grilletes que me impedían volar, ahora soy libre, vivo en armonía con toda la existencia, soy feliz y vivo solamente un día a la vez, el día de hoy.

 Iswara: El que se ha enriquecido con tesoros que no son de este mundo.

5 comentarios en “Libro “Las bellas mentiras de la religión”

  • algo triste, algo muy triste es que uno crea que existe un dios en el universo, uno o varios, el número no importa, y uno viva una vida sumamente infeliz acá, eso demuestra que no importa que el tenga gran poder o que exista en algún lado, porque si no hace algo muy bueno por uno entonces no importa para nada quien es el o si esta por ahí envuelto en una gran luz rodeado de pureza. La infelicidad de uno mismo es la Muestra más fuerte. Es raro que yo por ejemplo le he hablado muchas muchísimas veces y le he pedido ayuda tambien y llegan puros canapés y pequeñeces de vuelta, es como si el se burlara.

    • Yo creo que todos en algún momento nos hemos sentido así. Por eso nuestra idea es que cada uno pueda encontrar su propia verdad y su propio ser, para evitar ese tipo de “desplantes” Igual no te desanimes, te invitamos para que nos sigas en redes como @ExperienciaIswara y así transformemos nuestras vidas desde el interior.

  • Thanks a lot for providing individuals with an extremely brilliant chance to read articles and blog posts from this site. It can be so excellent and as well , full of amusement for me personally and my office colleagues to search your web site on the least three times weekly to find out the latest stuff you have got. Not to mention, I am just certainly contented with the awesome opinions you serve. Some 1 ideas in this posting are basically the most suitable we have all had.

    • ¡Excelente! es muy agradable saber esto. Tú y tus compañeros de oficina son siempre bienvenidos. Si quieres conocer más te invito a que nos sigas en redes sociales como @ExperienciaIswara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *